LOS 3 CHIRINGUITOS MAS TOP DE LA COSTA BRAVA Y MARESME

Es verano, es agosto y quién más o quién menos tiene unos días de vacaciones. La playa siempre es una opción perfecta pero… ¿Qué sería de una playa si un buen chiringuito dónde poder ir a beber o comer algo? Por eso hoy os vamos a contar los 3 chiringuitos más top de la costa brava y Maresme. Son 3 lugares en los que no solo nos encanta ir a comer, beber o pasar el día, son unos lugares en los que no nos importaría quedarnos a vivir, al menos en la temporada de verano.

CHIRINGUITO CALA BONA EN TOSSA DE MAR

Este chiringuito tiene mucha historia y está situado en un lugar totalmente privilegiado, solo tenéis que ver las fotos. Desde 1957 este chiringuito ofrece productos frescos de proximidad y de calidad a todos los que queráis pasaros por allí. El chiringuito Cala Bona está situado en una pequeña y ‘salvaje’ calita a solo 2 km de Tossa de Mar. Una zona tranquila, con aguas muy turquesas y un muy buen ambiente para comer sus platos tradicionales cocinados a la brasa con leña de alcina. Un lugar al que si vas va a repetir seguro.

CHIRINGUITO LA PELOSA EN ROSES

Más que un chiringuito La Pelosa es ya un restaurante situado también en un lugar privilegiado como es La Cala Pelosa. Se trata de una cala casi virgen y única por su extraordinario paisaje y sus aguas cristalinas situada en pleno Parque Natural del Cap de Creus. La Carta del restaurante se basa en una cocina mediterránea con productos frescos de temporada y de calidad, elaborados de manera casera. Su especialidad son las paellas, fideuás y arroz caldoso con bogavante elaborados al momento según una receta artesanal familiar. Si llegan en barco a la cala ellos tienen servicio de boyas para poder amarrarlo y de taxi boat para llevarte lo que pidas directamente al barco. Una comida, una cena, un aperitivo o una copa a media tarde, La Pelosa será siempre una muy buena opción para hacerlo.

CHIRINGUITO BRUMA EN CABRERA DE MAR

Entre Mataró y Premià de Mar encontraremos este chiringuito a pie de arena y a escasos metros del mar. El chiringuito Bruma es en esencia un lugar con aires muy hippies presidido por su food truck de estilo retro. Pero sus aires hippies están modernizados y cuidados hasta el más mínimo detalle: mesas, sillas, bancos, cojines, espejos, plantas y otros elementos decorativos muy cuidados y elegidos con gusto en gamas de colores blancos y azules. Y para comer… una oferta sin complicaciones, fácil y rica que es lo que nos apetece cuando pisamos un chiringuito. Es un lugar ideal para tomarte una copa ( o varias ) a media tarde y dejar que se haga de noche sin ninguna prisa. Os gustará.


Deja un comentario